jueves, 26 de noviembre de 2009

Reserva tu entrada!

La obra tendrá dos funciones: domingos 6 y 13 de diciembre a las 17 hs en la castorera (Newberry y córdoba)
Aquellos que quieran venir a verla, por favor que me manden un mail por favor avisándome cuanto antes y avisando en qué fecha piensan venir. Es hartísimo importante para la organización saber esto cuanto antes.

jueves, 22 de octubre de 2009

¡pre! ¡pro!


Domingo: rodaje jóvenes viejos.

En la foto: Yo misma posando para una especie de storyboard.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Fechas reservadas!


Domingos 6 y 13 de diciembre
en La Castorera (Córdoba y Newbery)
15:15 hs

Viene sin perro...

martes, 13 de octubre de 2009

Con ustedes

Más confirmado que ayer, más desconfirmado que el mañana, eeeessss Don Ariel Hernán Pérez, en su futuro papel estelar de Detective Dupont (el extract es de otra obra pero tiene una onda...)




Y, por si no lo mencioné antes, es lo que yo llamo un genio, así que genial.

Hoy llamé medio para confirmar el rodaje que VAMOS a hacer este sábado en el ascensor de la facu y me dijeron que los papeles que em esforcé en redactar y re redactar y hacer firmar y todo, desaparecieron por arte de magia.

En fin, un martes 13 como cualquier otro: una de cal y una de arena.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Guión actualizado

http://rapidshare.com/files/279130280/rompaelvidrio12del09.pdf.html

viernes, 11 de septiembre de 2009

Video de señales, una prueba

video

Bueno, acá, una prueba a ser sometida al juicio público de usted y usted.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Enfermeras que fuman

Bien, ayer pasé algo de vergüenza buscando cofias para las enfermeras. La gente tiene la mente toda podrida. Como sea... no encontré nada satisfactorio.

Habrá que hacerlas caseritas. Sin ir más lejos, a continuación se puede observar una cofia improvisada de media "cancán" acomodada sobre la cabeza del especímen "A"gustina Gurevich, posando:

Bueno, abajo se exhibe el video de la imagen que hasta ahora ganó como la más mejor. Pero la verdad es que de arriba también me gusta mucho. ¡Qué contentez! ¡Que sobren y no que falten las cosas que nos gustan!

video

Bien... seguimos con el guión, dándole algo de estructura un poco más clásica mediante la profundización del personaje del detective y su accionar en la investigación. (Dos personas que nunca se curzaron en su vida, luego de leer el guión, sugirieron ambos lo mismo, así que algo de razón deben tener)

Y... varios actores muy geniales confirmaron

Y... ya tenemos máquina de humo

Y... el video del amanecer está ya en proceso ¡Con la ayuda de Javier Di Benedictis! (Pobre, el sol medio feísimo no es su culpa sino la mía). Pero él hizo el degradé en papel del fondo que a mí gusto, está precioso.

video

y... empezamos a pensar en armar una carpeta para presentar en la sala de nuestros sueños.

Así es, la idea es presentar el proyecto en una sala (sus siglas son "L.C."). No lo digo en voz alta, como uno quien no dice el nombre de esa persona que le enamora pero no está seguro de ser correspondido, como para no yetearla.

Alguien leee esto?

domingo, 26 de julio de 2009

Todo marcha sobre ruedas


Así es, desde que recordamos que teníamos guardado en el placard un pallet (o un pallets?) con rueditas que sirve para mover cosas mononamente.
La imagen funciona a modo ilustrativo porque la verdad es que el nuestro es más lindo, más grande y potente. En fin, sí... a partir de ahora es un miembro importantísimo del equipo, así que a tratarlo con amor.
La otra cosa que me hace sentir de lo mejor es que FINALMENTE acá entrego una versión completa (no quizás final pero sí completa) del guión.
¡Por favor léanlo!

jueves, 18 de junio de 2009

Producción

PROYECTO: ROMPA EL VIDRIO
DIRECCIÓN: ARIELA BERGMAN EN COLABORACIÓN CON AGUSTINA GUREVICH

JUNIO
SEMANA 4
CERRAR DEFINICIÓN DE GUIÓN Y ESPACIO
PROPONER PROYECTO A ACTORES YA CONOCIDOS
FORMAR (CONFIRMAR) EQUIPO TÉCNICO BÁSICO:
Escenogr, utilería, vestuario, maquillaje : C. Farías, E. Gora, M.Rozen
Animaciones : Javier Di Benedictis, Lucía Horovitz, Eric Lakner, M. Ingouville
Iluminación y/ o proyecciones: Javier Di Benedictis
Sonido/ muzicalización: Ezequiel Tedesco, Miguel Tennina

JULIO
SEMANA 1
CONVOCATORIA A CASTING DE ACTORES FALTANTES *
SCOUTING DE LOCACIONES
_ Espacio exterior con edificio símil hospital (posibilidad: agronomía)
_ Pared de azulejos verde agua
_Escaleras. Deben parecer de hospital.
_ Ascensor
PROPUESTAS DE EQUIPO TÉCNICO
COMIENZO DE PRODUCCIÓN DE VIDEOS QUE NO REQUIEREN ACTORES

SEMANA 2
CASTING

SEMANA 3
CASTING

SEMANA 4
ACTORES CONFIRMADOS

AGOSTO

SEMANA 1
COMIENZO DE REALIZACIONES Y COMPRAS DE UTILERÍA Y ESCENOGRAFÍA

SEMANA 2
1º RODAJE DE CONFESIONES

SEMANA 3
ENSAYOS CON ACTORES
2º RODAJE DE CONFESIONES

SEMANA 4
FINALIZACIÓN DE VIDEOS QUE NO REQUIEREN ACTORES
RODAJE ASCENSOR

SEPTIEMBRE

SEMANA 1
RODAJE NOTICIERO (Muchos extras!)

SEMANA 2
RODAJE ENFERMERAS

SEMANA 3
RODAJE JÓVENES VIEJOS

SEMANA 4
EDICIÓN NOTICIERO, ENFERMERAS Y VIEJOS

OCTUBRE

SEMANA 1
ENSAYOS
EDICIÓN

SEMANA 2
EDICIÓN

SEMANA 3
ENSAYO GENERAL

SEMANA 4
ENSAYO GENERAL

NOVIEMBRE

SEMANA 1
AJUSTES GENERALES

SEMANA 2
AJUSTES GENERALES

SEMANA 3
ENSAYO GENERAL EN CHELA

SEMANA 4
PRESENTACIÓN FINAL



* Actores en vivo
- Organizador simulacro
- Bombero 1 / joven viejo
- Bombero 2/ Ascensorista
- Camillero / hombre fuegos artificiales
- Persona en camilla/ mujer fuegos artificiales
- Robot
- Enfermera
- Coplera
Actores filmados
- Periodista Mario
- Organizador simulacro
- 5 jóvenes viejos
- Esposa del gobernador
- Comité evaluador (x3)
- Ascensorista
- Amelia Berenice
- Acacio
- Alberto
- Martineta



PRESUPUESTO IDEAL= 3000
PRESUPUESTO MÁXIMO= 4000


DETALLE GASTOS

REGISTRO
CÁMARA MINI DV 3CCD Y/ O HDV 1 CCD
$ 0,00

MICRÓFONO
$ 0,00

LUCES PARA FILMACIÓN
$ 0,00

DIAPOSITIVAS (2 ROLLOS + REVELADO)
$ 100,00

SUPER 8 (ROLLO+REVELADO)
$ 150,00

MATERIAL VIRGEN (10 MINI DV)+ 50 DVD
$ 200,00

PROYECCIÓN
2 PROYECTORES (1 ES PRESTADO) X 2 JORNADAS
$ 400,00

2 LENTES FRESNEL PARA TELEVISOR (PRACTICAR PROYECCIONES)
$ 60,00

PROYECTOR DIAPOSITIVAS
$ 0,00

COMPUTADORAS
$ 0,00

TELAS/ PANTALLA + ESTRUCTURA
$ 300,00

ILUMINACIÓN TEATRAL (ARMADO DE PARRILLA CON TRES LUCES + LUZ ESTROBOSCOPICA)
$ 300,00

UTILERÍA
ALQUILER SILLA DE RUEDAS POR 1 MES
$ 60,00

CONSTRUCCIÓN CAMILLA
$ 150,00

CONSTRUCCIÓN MULETAS
$ 30,00

MAQUETA DE LAS 3 PLANTAS DEL HOSPITAL
$ 50,00

T.V.(GRATIS) +MANIQUI
$ 75,00

MÁQUINA DE VAPOR
$ 240,00

LÍQUIDO MÁQUINA VAPOR x 3 LITROS
$ 45,00

VESTUARIO
TRAJE ENFERMERAS POR 4
$ 150,00

TRAJE BOMBEROS X 2
$ 200,00

RESTO PERSONAJES
$ 200,00

MAQUILLAJE
$ 100,00

VIÁTICOS
FLETE/TAXIS
$ 300,00

CÁTERING
$ 200,00

SALAS DE ENSAYO
$ 200,00
TOTAL

$ 3.510,00

miércoles, 17 de junio de 2009

Cambio de estrategia

Todo se había encausado hacia algo más narrativo.
Y estuvo bien.
Faltaba una historia, un qué.

Ahora esa historia está más consolidada.
Y el relato puede volver un paso atrás.

Ahora el relato es el hilamiento en forma de collage de esos fragmentos de historia.
También en el espacio hay una vuelta atrás. No hay más espectadores sentados. El espectador es parte, y vuelve a recorrer con la mirada y el cuerpo.

Estoy muy contenta. Se resignifica ampliamente el dispositivo espacial a la vez que se simplifica la instancia creativa: creo que tiene ahora un cauce más artístico (o intuitivo, o de la prueba y el error) y menos de diseño (o racional)

Los elementos del relato

- Inicio con simulacro de simulacro. (Espectadores son inducidos a realizar ciertas prácticas para “el futuro simulacro”). Pasa camilla llevada por camillero. Mujer en la camilla intenta gritar pero se tienta y ríe.

- Testimonios de personajes: fragmentados, repetición de ciertas partes. Emitidos por diferentes medios: proyecciones, televisores, sonido. Simultaneidad, disrupciones.

- Humo / luz estroboscópica

- Sobre una de las paredes estarán impresas las tres plantas del hospital. Mediante diferentes técnicas de iluminación (leds, linternas, uso de proyectores) se indicarán recorridos realizados o posiblemente realizados por los personajes durante el simulacro.

- Proyecciones de noticiero

-Proyecciones de la esposa del gobernador.

- Entradas del robot Mark acompañadas de proyecciones de textos sobre él.

- Proyecciones de lo realmente acontecido (con enrarecimiento en el dispositivo): Enfermeras fumando en escalera, jóvenes-viejos esperando que los vengan a buscar, personajes encerrados en el ascensor.

- Funeral metafórico del bombero.

-Escena de conclusión previa al final: los personajes elevados en tarimas, iluminados desde abajo, distribuidos en diferentes partes del espacio, realizan la acción que estaban realizando al momento preciso de la muerte del bombero.

- Final con pareja de pueblerinos en reposeras mirando fuegos artificiales y comentando sobre las posibilidades que va a traer a su pueblo la realización del simulacro. (Los fuegos artificiales se proyectan en la pantalla opuesta)

miércoles, 10 de junio de 2009

atrasadaaa!

Oooh. Bueno sé que debería haber hecho hace ya siete días una reentrega que fuera un guión completo. No lo hice.
Y ahora estoy subiendo acá algo que es nomás un pequeño avance.
Pero bueno, se hace lo que se puede.

De lo que se lee abajo, lo realmente nuevo es lo que está debajo de "7º escena, el robot" en adelante.
(de lo anterior se modificó que le puse texto a la copla y que el robot MArk no aparece hasta después)


Sé también que está todo demasiado puesto en los monólogos. Espero que sea que necesito empezar por ahí para poder luego enriquecer con foprmas de MOSTRAR, imágenes...


1º Parte: Las evidencias.

En el espacio de la recepción hay una pantalla. Sobre esta se proyectan diapositivas con evidencias policiales envueltas en bolsitas de plástico rotuladas: guantes de látex, huellas dactilares, la etiqueta de un matafuegos con una punta quemada, un aparato de radiomensajes con muchos femeninos, etc. Esto es proyectado en forma de loop mientras el público va llegando.
Luego se abre la pantalla que en verdad es una cortina y sobre diferentes careteles en los que se lee “salida de emergencia” “escalera” y “punto de reunión” van conduciendo a los espectadores hacia el escenario.

2º Parte: El simulacro

El público entra a la sala principal. Allí se proyecta en la pantalla el balcón en el que se encuentra el comité evaluador de simulacros. Desde el balcón El ORGANIZADOR DEL SIMULACRO da indicaciones al público para que sostengan una valla.
Entran actores que corren de un lado a otro. Se realizan algunos ensayos. El ORGANIZADOR no está conforme, pide a la gente que se siente en las sillas y a una cámara que supuestamente filma todo, que corte.

3º Parte: El funeral
Proyección en súper 8 de rostros de gente afligida. Al finalizar esto, sobre al misma pantalla, se proyecta un cielo de un azul-celeste muy artificial (animación). Sobre esta se ve un lento atardecer con la aparición y desaparición esporádica de cactus, estrellas, lluvia, nieve (todo representado de manera icónica, artificial)
En el escenario, sobre un costado, una persona de vestidura que mezcla lo tradicional aborigen con ropa más actual, se sienta sobre un tronco cortado y con el acompañamiento musical de una caja, canta una copla:

COPLERA

Qué cruel, oh, Inmortal,
tú que perpetuo das muerte.
¿O será inmortal que no tienes alma
y que pues las almas no son eternas?
Qué dios malo diera muerte tan temprana
Qué dios bueno diera muerte alguna.
Fuego, tú el cielo y el infierno los abarcas,
y quizás sea tu grandeza
contener de los mortales
todo el bien, todo el mal.

Suenan a su vez, esporádicamente, quenas acompañadas de fragmentos musicales más modernos, y otros sonidos cotidianos.
Al finalizar la copla, la mujer coplera deja caer flores artificiales de todos los colores.
Apagón

4º Parte: Aparición de detective auxiliar y 1º confesión

Llega SÁNCHEZ, el detective Auxiliar, al escenario. Entra caminando de un lado al otro del modo en que lo hacen las personas que no están yendo a ningún lado sino que necesitan caminar para pensar.

SÁNCHEZ
Y lo cierto es que ya llevamos varios días pero… no llegamos a ninguna conclusión.

SÁNCHEZ toma asiento en una de las sillas del público. Entra AMELIA. Se peina con los dedos el cabello y se acomoda el traje sastre que lleva puesto.

SÁNCHEZ
Le muestro lo que hay hasta ahora.

Un spot blanco sobre AMELIA. Carraspea.

AMELIA

Yo tengo un caballito de mar que me dice el tiempo. Digo, tengo un caballito de Mar del Plata, que según el clima agarra y cambia de color.Aunque últimamente me anda fallado. Será que las mascotas se parecen a sus dueños lo voy a tener que sacrificar.Me presento. Mi nombre es Amelia Buenavista, y manejo un curso avanzado de lectura de borra de café instantáneo y filtro, soy la inventora de la tirada de Tarot a mazo marcado, y tengo la patente en el país de la flamante bola de cristal de Durex, incluidas las fallas de funcionamiento corregidas y el packaging hindú.Pero no sólo soy una mujer de negocios. Además, premoniciono. Me es natural el advenimiento de resultados de toda índole de aquí a 2012, no sólo embarazos y divisiones sino también Prode, quini6…Las baldozas flojas, en épocas de lluvia, parecen rehuir de mis pisadas. Y si quiero, levito. Prendo la televisión y vengo a agarrar el programa de Sofovich, en el preciso día en el que un mismo concursante corta dos veces la manzana en dos con diferencia de cero gramos entre mitad y mitad y entre mitad y mitad respectivamente.Es como si la magia me brotase de las axilas.Pero, como solía decir mi padre “Puede fallar, puede fallar”Del peligro, yo no avisé porque no tuve noticia. Qué quiere que le diga, el fuego puede iluminar o quemar. Es un juego peligroso el fuego, y uno se puede hacer pis en la cama.El fuego aparece en siete de los arcanos mayores. Cinco veces en forma de sol, dos en forma de fuego, una como cola del diablo, otra derrumbando la torre de Babel. El fuego devorador, pasión exaltada, pequeño y sin humos, ternura y necesidad, de mal quemar, traiciones o problemas, cuerpo y espíritu. Esa es mi versión de los acontecimientos ¿respondí más o menos a su pregunta se terminó ya el café, me deja chusmear? Ay, qué pena, me lo raspó todo con la cucharita ya no sirve.

AMELIA se retira.

5º parte: El Noticiero Local.
Imágenes del exterior del hospital. Lugar lleno de pasto y plantas. Se observa el edificio del hospital, algo grande y de aspecto avejentado. Mucha gente amontonada. Cada tanto pasa algún bombero por detrás haciendo gestos hacia alguien que se encuentra fuera de campo. GUSTAVO, el reportero local. Habla a cámara.

GUSTAVO (Voz en off)
A la gente se la ve muy emocionada, Roberto. Hay mucha expectativa ante la llegada de nuestra querida esposa del Gobernador. Las mujeres se preguntan qué vestido lucirá hoy. Todos saben que la esposa del Gobernador no viste de verde los martes. Rosa, azul, amarillo, violeta, turquesa, naranja…

ROBERTO (interrumpiéndolo)
Tengo entendido que va a haber una pequeña sorpresa sobre la finalización del acto. ¿Es cierto este dato Gustavo?

GUSTAVO (ajustándose el auricular en el oído)
¿Cómo? Sí, sí, Roberto. Este dato es cierto pero los organizadores nos piden que no revelemos nada.
¡Ahí llega la Gobernadora Roberto!

La cámara y GUSTAVO intentan abrirse paso entre el tumulto. Se observa de lejos, y de manera fragmentada, un auto negro A la cámara le cuesta mantener el equilibrio y filma el piso unos instantes hasta que se apaga.

6º parte: 2º confesión

SÁNCHEZ se acerca al escritorio y mediante una palanca hace subir una televisión. Da play. Sobre la pantalla se observa el rostro de ALBERTO

ALBERTO

Le decía entonces: A los jóvenes los disfrazaron de viejos y a los viejos nos tocó hacer de muertos. Eso estaba claro. Pero lo que es seguro es que los bomberos iban a interpretar a los bomberos. Y se ve que ahí se armó la podrida y por eso ahora usted me está cuestionando y yo le estoy respondiendo. ¿sí? No se vaya a confundir. Yo no estoy muerto, soy viejo nomás. Es importante que entienda esa lógica para poder entender lo que le voy a contar.Era todo como un juego y pagaban bien. Tampoco soy artista, uno interpreta algún que otro Marlon Brandon en la ducha, lo normal, pero nada más.Las más lindas eran las psicólogas con sus trajecitos sastre y sus chalecos para la ocasión. Los doctores, me queda la duda, yo no sé si eran de verdad o mentira, debe ser que sí porque revivieron a uno de los jóvenes que hacía de muerto. O de viejo. Ay, ahí, se me vuelve a escapar. Debe ser que me agarró el shock, el postraumático le quiero decir.Aunque le confieso que es ahí que se me vuelve a armar matete: a qué tanto shock si esta no fue catástrofe verdadera. Eso es lo que le estoy queriendo decir. Fue nomás un ensayo general, un ensayo para por si, un simulacro. Como en las películas: suena un timbre y todos salen rapidito pero sin correr por las escaleras. Por lo general todo concluye en que tendrían que haber tardado veinte segundos menos y que si no, estarían todos fritos. Pero ahí se queda, en anécdota. Y pues eso fue lo más sorprendente de todo: lo inesperado, la sensación inexorable de tiro por la culata. “Mejor prevenir que curar” decía mi madre y, de no ser por como sucedieron las cosas yo me hubiese visto obligado a darle la razón.Capaz si no hubiesen sido tan pretenciosos, por ahí, qué digo por ahí, seguro que ahora ese pobre hombre estaba teniendo una tranquila cena con su esposa, cinco o seis hijos, perro, qué se yo. Pero no tuvo tanta suerte. Se encontraban presentes el gobernador y su esposa, y eso cambió todo. Perdieron el horizonte, se les subieron los humos: en vez de aprovechar y usar los pacientes mismos del hospital, contrataron gente, y así con todo, que el trajecito del policía, que el estetoscopio y no sé qué cuánto.
Voz en OFF DETECTIVE P
Esto que hicieron es cualquier cosa Sánchez. ¿La próxima declaración también me voy a enterar acerca de por quién late el corazón del interrogado?
Va a tener que repetir al declaración Haga pasar a Alberto, por favor…

SÁNCHEZ
Sí, sí.

SÁNCHEZ hace pasar a ALBERTO que se agarra las manos por delante.

ALBERTO
Mande, Don

DETECTIVE P
Y bien… ¿usted hacía de paciente grave, no es así?

ALBERTO
Sí, doctor, de muerto, sí.

DETECTIVE P
¿Cómo es eso? Sea claro

ALBERTO
Sí, le explico: sucede que a los viejos nos tocaba hacer muertos y a los muertos, digo a los jóvenes, los viejos…

DETECTIVE P
Sí, si, eso ya lo sé Alberto. Pero hay fotos que lo comprometen ¿sabe?

ALBERTO X (asombrado)
¡Doctor! Yo no he faltado ni nunca ni ahora a la verdad.

Diapositiva de hombre viejo pegándole un bastonazo a la cámara.

DETECTIVE P
Alberto… Albertito… ¿Me quiere decir que estaba usted haciendo en el ala oeste del edificio, piso primero, cuando su lugar era planta baja, a pasitos de la morgue?

ALBERTO
Señor…es que me confunde… ese… ese de la foto no soy yo.

DETECTIVE P
¿Cómo dice?

ALBERTO
Verá… le voy a mostrar cómo ese no es viejo verdadero sino viejo disfrazado. ¿No nota como debajo de la supuesta calva se le ven las raíces de pelo no-canoso? Míreme a mí, no tengo nada de eso…

SÁNCHEZ
Tiene razón…

DETECTIVE P (alterado)
Bien, puede retirarse.

ALBERTO queda congelado en “stop” el escenario.

DETECTIVE P
(Cambia el tono de su voz, se convierte en imitación de policial-cómic)
El tal Sánchez comenzaba a impacientarme. Ya no sólo desafiaba mi autoridad ante los testigos, sino que parecía capaz de sabotear el bien la investigación… Pero no estaba dispuesto a dejar que ese gusano me alejara de mi labor. Acudían a mi cabeza preguntas como ¿por qué el robot Mark se encontraba en el segundo piso al momento de sacar la foto cuando se suponía que para esa altura ya estuviese apagando el fuego? o ¿Por qué, en el caso de que Alberto tenga razón, habría de haber un joven-viejo en el ala oeste cuando su evacuación estaba programada para el ala este?

ALBERTO sale del “stop” y se retira.

7ª parte: el robot.

Sobre la pantalla del fondo se proyecta el siguiente texto:

MarkV pesa 800 libras y es del tamaño de una cortadora de césped de equitación. Es parte de la línea Remotec ANDROS, que incluye otros EEEP robóticos. El patentado sistema de rodadura está diseñado para atravesar terreno difícil.
El MarkV-A1 puede ser armado con los disruptores de agua de alta presión.

Entre la pantalla y el proyector se interpone el MARKV, un hombre con traje de robot, generando una figura negra que se va acercando a la pantalla. Comienza a tocar la pantalla como intentando atravesarla. Luego da la vuelta y comienza a caminar a lo largo de la pantalla hasta que sale por el pasillo y entra al escenario.

Sobre la pantalla del fondo se proyecta el siguiente texto:

Es ciego. La mayor falla es de Mark que no ve bien.
A imagen y semejanza del hombre,
también toca la trompeta y también puede asistir al hombre en casos de emergencia
que es química o nuclear.

MARKV camina por el escenario torpemente, con los brazos por delante, hasta que vuelve a ir detrás de la pantalla por el lado opuesto al que entró.

En la televisión del escritorio aparece ACACIO

ACACIO

Y la otra cosa a la que no le veo ni la menor pizca de sentido es a esos cartelitos de “Rompa el vidrio con el martillo atornillado a la pared”.
Yo lo que quiero es que en vez de en estas paparruchadas, se invierta dinero en hacer una investigación exhaustiva y cara que de cifras certeras sobre las siguientes cuestiones:
A: Cuántas personas se fracturaron la falangeta rompiendo el vidrio sin el martillo.
B: Cuántas personas se fracturaron la falangina intentando recuperar el martillo empotrado en la pared, no lo lograron, y encima ya no pudieron romper el vidrio sin el martillo, de fracturados que estaban.
Bien, ¿quiere saber por qué tengo vendada la mano verdad? Supone que tuve algo que ver con la expansión del fuego el día 31 de mayo. Bien, no tiene usted la más una idea de por qué estaba yo el día en cuestión en el hospital Santa La Catarina. Estaba porque me había prendido fuego ¡antes y no después! Así como se lo digo. Estaba friendo papas y para cuando quise acordarme ya estaba prendido fuego. Voy al hospital para que me curen, pero no, claro, tonto de mí que vengo a reclamar atención médica a un hospital, qué ingenuo. Me mandaron a la sala de espera del tercer piso y vengo a quedar atrapado por un fuego que prenden adrede.

Se sigue viendo la cara de ACACIO pero la voz se torna femenina

ACACIO/ RAMONA
¿Y usted tiene el tupé de interrogarme a mí como si fuese yo el criminal?

La imagen de ACACIO es sustituida por la de Ramona

RAMONA
Si soy yo la que le pregunto a usted, oficial. ¿Qué es lo que hay que hacer en caso de incendio? Dígame usted. Mejor dicho. ¿Qué es lo que no hay que hacer? Perdió. Lo que no hay que hacer es tomar el ascensor. Ahí tiene.
Y esa era precisamente mi tarea como todos los días, así que no sé qué tanto me tiene que andar preguntando, si no hago otra cosa que cumplir con mi trabajo como hace veinte años vengo haciendo.
Planta baja: administración, bar.
Primer piso: emergencias, urgencias, sala de espera, guardia, quemados.
Segundo piso: cirugías, centro de tratamiento del dolor, habitaciones de la 202 a 292 y salón Hyde.
Lo único que tenía que hacer era no hacer.



Sobre la pantalla del fondo se proyecta una animación en donde se observan los planos de los tres pisos del hospital por separado. En algunas partes se ve un punto que irradia círculos concéntricos que se van expandiendo (imagen que simula señales de radio) Zoom in hacia una de estas ondas de radio, que sigue funcionando durante le relato de SÁNCHEZ.

SÁNCHEZ
Sabemos que la logística que se manejaba el día D, constaba de una intrincada red de beepers. Los beepers, o “zumbadores”, son unos pequeños aparatos que sirven para enviar y recibir mensajes mediante ondas electromagnéticas. Es decir, viajan por el aire, es decir: puede fallar. Es decir, pueden sufrir de diversas dispersiones que redundan en una nulidad en la comunicación.
El día 27 de junio, acorde a los informes entregados por autoridades del hospital Santa la Catarina, la Jefa de enfermeras debía esperar recibir un beepido en su radiomensaje a fin de comenzar la evacuación. Pero hasta recibir este mensaje, su tarea era mantener sus actividades normales a fin de cuidar la veracidad del simulacro.
Podríamos acaso culpar a las enfermeras, altruistas ángeles anónimos, por el hecho de una vez, una sola vez en la vida pensar en ellas mismas, y decidir ir a fumarse uno que otro cigarillo a las escaleras en vez de quedarse en la sala de enfermería.
Pero tengo aquí presente ese beeper, señor Detective, y tengo para mí que no figura en su historial de mensajes, ningún beepido del día en cuestión. Entonces… ¿Qué falló?
¿Acaso serán de culpar los tomógrafos y radiógrafos por interferir las radioondas, o acaso quien debía mandar el mensaje nunca lo hizo?
Como decía, las radioondas de los beepers, pueden sufrir de diversas dispersiones que redundan en una nulidad en la comunicación.
¿Diespersión humana, dispersión de las máquinas, dispersión androide?
¿Por qué ese mensaje nunca llegó a buen puerto?



(ACÁ FALTA DESARROLLO)



ÚLTIMAS ESCENAS


Un nuevo detective se para frente al público. Abre la boca, y cuando habla, se escucha emitida por parlantes, la misma voz del detective que ya oímos.

VOZ DE DETECTIVE P
Y la realidad es que ya llevamos varios días y la verdad es que… no llegamos a ninguna conclusión.

Escena avispas
Se proyecta el video de avispas muriendo.

Entra COPLERA. No canta sino que recita las siguientes palabras. Más o menos a la mitad de su recitado, empieza a aparecer humo.

COPLERA
Los que nacieron para el fuego morían en el agua en la tierra en el aire.
Los que nacieron en el agua morían en la tierra en el aire,
morían en el fuego en el aire.
Los que nacieron en la tierra morían en el agua, sobre el fuego.
Morían en el aire sólo si todo era aire.
Morían en el agua si todo era agua,
morían en el fuego indefectiblemente.
Sus ojos eran muy débiles en toda situación.
Los que nacimos en el aire,
moríamos en el fuego en la tierra en el agua.
Moríamos quemados, todo es más hostil que el viento.
La tierra es áspera y quema, el agua es densa y nos quema.
El fuego y nuestra fina piel.

Luego se vuelve a proyectar video de avispas en pequeño. Aparecen los diferentes personajes que aparecieron a lo largo del relato haciendo lo que estaban haciendo a la hora de la muerte del bombero. No hay escenografía y tienen muy poca utilería:
RAMONA, la ascensorista, prende compulsivamente fósforos intentando poder ver algo. Ni bien uno se apaga, prende otro.
LA JEFA DE ENFERMERAS fuma un cigarrillo invisible mientras ríe y conversa sin emitir sonido con otras enfermeras que no vemos.
MARINETA, el jefe del escuadrón 3, incentiva a pasar delante de sí a bomberos imaginarios. Los arenga sin emitir sonido.
ALBERTO, con un pie a su lado que porta una bolsa de suero, está bien quietito mientras sólo mueve sus ojos de un lado a otro.

Última escena
Una mujer y un hombre toman mate en reposeras mientras se proyectan cada tanto, luces de colores en sus rostros. Hablan pausado. Entre cada frase pasa bastante tiempo.

Sonido fuegos artificiales

ROSA
¿Bonito eh?

MAURICIO
Sí… bien bonito.

ROSA
Es como si lloviera de color.

MAURICIO
Parece. ¿No?

ROSA le alcanza un mate a MAURICIO.

ROSA
Lindo, muy muy lindo. Decían que la esposa del gobernador los donó.

MAURICIO
Ah, era hoy lo del incendio… ¡Caramba! Nos lo hemos perdido…

ROSA
Es que igual, Mauricio, con esa tele en blanco y negro… ¿De qué color crees que se habrá vestido hoy la esposa del gobernador?

MAURICIO
No sé… pues rosa como mi Rosita…

MAURICIO se acerca a ROSA para darle un beso.

ROSA
¿Y crees que será cierto eso que dicen del tren?
MAURICIO
¿Qué cosa de qué tren?

ROSA
Hombre, qué desinformado estás. Que ahora con el hospital renovado, va a volver llegar el tren acá, para asistir a gentes de otros pueblos.

MAURICIO
Ah, y seguro… si lo dicen debe ser cierto ¿no?

ROSA.
Humm…

jueves, 28 de mayo de 2009

Guión (preguión)

http://rapidshare.com/files/238361403/guion-entrega_3.doc.html

http://rapidshare.com/files/238361822/Espacio_y_necesidades_t_cnicas.doc.html






Como Rapid share dice que los archivos, de estos links, sólo se pueden bajar 10 veces, y a mí me gusta ahorrar hasta cuando no hace falta, lo subo también acá a blog ya que es cortito.
(En lo único que se ve que no ahorro es en comas y paréntesis)


Rompa el vidrio

Sinopsis

El hospital y el cuerpo bomberos voluntarios de un pueblo se preparan durante meses para realizar un simulacro de evacuación. Asistirán los medios locales, y todos suponen que este acto de despliegue tecnológico dará prestigio al pueblo. Reciben la donación de un robot que asiste en casos de catástrofe, los bomberos se modernizan y adquieren beepers, e invitan a la esposa del gobernador a presenciar el espectáculo.
Pero durante el evento, surgen diferentes inconvenientes que concluyen en la muerte de un bombero.
Un detective deberá investigar el caso para encontrar al culpable de esta muerte.


Pequeño relato lineal de los acontecimientos para entender el guión inconcluso

18: 15
2º piso.
Lo estipulado: Simulación de derrame químico con explosión en sala de esterilización.
Mitad del piso queda atrapado y deben esperar a bomberos para ser rescatados. La otra mitad debe bajar por las escaleras del ala oeste por su propia cuenta.
Lo que sucede: La explosión es más grande que lo esperado y algunas personas de las atrapadas corren hacia el ascensor. Nilda, la ascensorista, asustada aprieta el botón de “P.B.” a pesar de tener la orden de no hacerlo. El ascensor queda atrapado entre dos pisos ya que se corta la luz del segundo piso según lo estipulado. El otro grupo se queda esperando a que los vengan a rescatar por la ventana.

18: 20
1º piso
Lo estipulado: Enfermeras deben esperar llamado de emergencia para asistir en la evacuación de personas jóvenes contratadas para interpretar ancianos desvalidos.
Lo que sucede: Enfermeras, descreídas de la importancia de realizar el simulacro, deciden ir a fumar cigarrillos a las escaleras del ala este, pero olvidan su beeper en la sala de enfermeras. Nunca oyen la señal.

18:30
Lo estipulado: Llega camión de bomberos con tres escuadrones diferentes.
- El escuadrón 1, los novatos, debe quedarse junto al camión para asistir a las personas atrapadas en el segundo piso.
- El escuadrón 2 debe ingresar al edificio y asistir en la evacuación del ala este
- Escuadrón 3 debe ingresar al edificio y asistir en la evacuación del ala oeste. Acompañan al robot. Su comandante no tiene experiencia: es el neurocirujano del hospital.

18: 35
Escuadrón 1
Lo estipulado: La autobomba debe acercarse a la ventana del 2º piso para utilizar su parte levadiza para rescatar a la gente atrapada.
Lo que sucede: Un doctor pide que muevan la autobomba ya que su turno finalizó, y esta está obstruyendo el paso de su automóvil personal. En la discusión con el doctor, se retrasa la tarea del escuadrón 1.
Escuadrón 2 - 1º piso

Lo estipulado: La escalera y el piso deben estar libres a excepción de los pacientes graves, a quienes debe evacuar el comando 2.
Lo que sucede: Los jóvenes-viejos se impacientan y comienzan a preguntarse si alguna vez los irán a buscar. Deciden salir por su cuenta para salvar sus vidas. Cuando se dirigen a la escalera ven humo proveniente de la puerta que da a estas (es el humo de los cigarrillos de las enfermeras). Se quedan parados allí decidiendo si es prudente o no salir por una escalera llena de humo. Algunos se dirigen a la otra escalera. Llega el comando 2 que se topa con las enfermeras. Se genera cierto revuelo que logran superar pero al abrir la puerta del segundo piso, los jóvenes viejos y los bomberos se chocan unos con otros generando caídas y mucha confusión.

2º piso
Escuadrón 3
Lo estipulado: Debe asistir al robot en el apagado total del fuego.
Lo que sucede: Tienen problemas con los cascos y llegan tarde. Una confusión lleva al robot a entrar al primer piso en vez del segundo. Uno de los jóvenes-viejos le pega con su bastón. El fuego controlado de la sala se sale de control. Muere un bombero de este escuadrón.

19: 00
Los fuegos artificiales explotan y brillan en el cielo, dando finalización al acto, tal como estaba estipulado.

Guión

1º Parte: Las evidencias.

En el espacio de la recepción hay una pantalla. Sobre esta se proyectan diapositivas con evidencias policiales envueltas en bolsitas de plástico rotuladas: guantes de látex, huellas dactilares, la etiqueta de un matafuegos con una punta quemada, etc. Esto es proyectado en forma de loop mientras el público va llegando.
En un momento dado, cortando el ciclo de la proyección, se proyecta una diapositiva en la que se lee algo más o menos así:

“MarkV pesa 800 libras y es del tamaño de una cortadora de césped de equitación. Es parte de la línea Remotec ANDROS, que incluye otros EEEP robóticos. El patentado sistema de rodadura está diseñado para atravesar terreno difícil.
El MarkV-A1 puede ser armado con los disruptores de agua de alta presión.”

Entre la pantalla y el proyector se interpone el MARKV, un hombre con traje de robot, generando una figura negra que se va acercando a la pantalla hasta que la atraviesa (ya que la pantalla o bien es de papel, o bien es una cortina que se puede correr).
Señala a la gente que debe entrar a la sala principal.

2º Parte: El simulacro

El público entra a la sala principal. Allí se proyecta en la pantalla el balcón en el que se encuentra el comité evaluador de simulacros. Desde el balcón El ORGANIZADOR DEL SIMULACRO da indicaciones al público para que sostengan una valla.
Entran actores que corren de un lado a otro. Se realizan algunos ensayos. El ORGANIZADOR no está conforme, pide a la gente que se siente en las sillas y a una cámara que supuestamente filma todo, que corte.

3º Parte: El funeral
Proyección en súper 8 de rostros de gente afligida. Al finalizar esto, sobre al misma pantalla, se proyecta un cielo de un azul-celeste muy artificial (animación). Sobre esta se ve un lento atardecer con la aparición y desaparición esporádica de cactus, estrellas, lluvia, nieve (todo representado de manera icónica, artificial)
En el escenario, sobre un costado, una persona de vestidura que mezcla lo tradicional aborigen con ropa más actual, se sienta sobre un tronco cortado y con el acompañamiento musical de una caja, canta una copla con la muerte como temática. Suenan a su vez, esporádicamente, quenas acompañadas de fragmentos musicales más modernos, y otros sonidos cotidianos.
Al finalizar la copla, se proyecta sobre el fondo un pentágono blanco que remite a un ataúd mientras la mujer coplera deja caer flores artificiales de todos los colores.
Apagón

4º Parte: Aparición de detective auxiliar y 1º confesión

Llega SÁNCHEZ, el detective Auxiliar, al escenario. Entra caminando de un lado al otro del modo en que lo hacen las personas que no están yendo a ningún lado sino que necesitan caminar para pensar.
SÁNCHEZ
Como le decía, sí, sí, eso sucedió antes de que usted llegara.
Pero, pero…no llegamos a ninguna conclusión.

Sánchez toma asiento en una de las sillas del público Entra BERENICE. Se peina con los dedos el cabello y se acomoda el traje sastre que lleva puesto.

Claro, por eso lo llamamos a usted, imagínese…
No, es que sí, está todo filmado. Tal como le decía…
Le muestro lo que hay hasta ahora.

Un spot blanco sobre BERENICE. Carraspea.

BERENICE

Yo tengo un caballito de mar que me dice el tiempo. Digo, tengo un caballito de Mar del Plata, que según el clima agarra y cambia de color.Aunque últimamente me anda fallado. Será que las mascotas se parecen a sus dueños lo voy a tener que sacrificar.Me presento. Mi nombre es Amelia Buenavista, y manejo un curso avanzado de lectura de borra de café instantáneo y filtro, soy la inventora de la tirada de Tarot a mazo marcado, y tengo la patente en el país de la flamante bola de cristal de Durex, incluidas las fallas de funcionamiento corregidas y el packaging hindú.Pero no sólo soy una mujer de negocios. Además, premoniciono. Me es natural el advenimiento de resultados de toda índole de aquí a 2012, no sólo embarazos y divisiones sino también Prode, quini6…Las baldozas flojas, en épocas de lluvia, parecen rehuir de mis pisadas. Y si quiero, levito. Prendo la televisión y vengo a agarrar el programa de Sofovich, en el preciso día en el que un mismo concursante corta dos veces la manzana en dos con diferencia de cero gramos entre mitad y mitad y entre mitad y mitad respectivamente.Es como si la magia me brotase de las axilas.Pero, como solía decir mi padre “Puede fallar, puede fallar”Del peligro, yo no avisé porque no tuve noticia. Qué quiere que le diga, el fuego puede iluminar o quemar. Es un juego peligroso el fuego, y uno se puede hacer pis en la cama.El fuego aparece en siete de los arcanos mayores. Cinco veces en forma de sol, dos en forma de fuego, una como cola del diablo, otra derrumbando la torre de Babel. El fuego devorador, pasión exaltada, pequeño y sin humos, ternura y necesidad, de mal quemar, traiciones o problemas, cuerpo y espíritu.El espécimen “bom”-“bero”, del inglés “hombredel”-“fuego”, sufre una mutación natural que lo convierte de detractor en autor. Su lucha permuta en aceptación y de amigo del agua pasa a admitir su verdadera esencia y se vuelve uno con el fuego.Esa es mi versión de los acontecimientos ¿respondí más o menos a su pregunta se terminó ya el café, me deja chusmear? Ay, qué pena, me lo raspó todo con la cucharita ya no sirve.

BERENICE se retira.

5º parte: El Noticiero Local.

Imágenes del exterior del hospital. Lugar lleno de pasto y plantas. Se observa el edificio del hospital, algo grande y de aspecto avejentado. Mucha gente amontonada. GUSTAVO, el reportero local. Habla a cámara.

GUSTAVO (Voz en off)
A la gente se la ve muy emocionada, Roberto. Hay mucha expectativa ante la llegada de nuestra querida Gobernadora. Las mujeres se preguntan qué vestido lucirá hoy. Todos saben que la esposa del Gobernador no viste de verde los martes. Rosa, azul, amarillo, violeta, turquesa, naranja…

ROBERTO (interrumpiéndolo)
Tengo entendido que va a haber una pequeña sorpresa sobre la finalización del acto. ¿Es cierto este dato Gustavo?

GUSTAVO (ajustándose el auricular en el oído)
¿Cómo? Sí, sí, Roberto. Este dato es cierto pero los organizadores nos piden que no digamos nada.
¡Ahí llega la Gobernadora Roberto!

La cámara y GUSTAVO intentan abrirse paso entre el tumulto. Se observa de lejos, y de manera fragmentada, un auto negro A la cámara le cuesta mantener el equilibrio y filma el piso unos instantes hasta que se apaga.

6º parte: 2º confesión + imaginación detective

SÁNCHEZ se acerca al escritorio y mediante una palanca hace subir una televisión. Da play. Sobre la pantalla se observa el rostro de ALBERTO X.

ALBERTO X

Le decía entonces: A los jóvenes los disfrazaron de viejos y a los viejos nos tocó hacer de muertos. Eso estaba claro. Pero lo que es seguro es que los bomberos iban a interpretar a los bomberos. Y se ve que ahí se armó la podrida y por eso ahora usted me está cuestionando y yo le estoy respondiendo. ¿sí? No se vaya a confundir. Yo no estoy muerto, soy viejo nomás. Es importante que entienda esa lógica para poder entender lo que le voy a contar.Era todo como un juego y pagaban bien. Tampoco soy artista, uno interpreta algún que otro Marlon Brandon en la ducha, lo normal, pero nada más.Las más lindas eran las psicólogas con sus trajecitos sastre y sus chalecos para la ocasión. Los doctores, me queda la duda, yo no sé si eran de verdad o mentira, debe ser que sí porque revivieron a uno de los jóvenes que hacía de muerto. O de viejo. Ay, ahí, se me vuelve a escapar. Debe ser que me agarró el shock, el postraumático le quiero decir.Aunque le confieso que es ahí que se me vuelve a armar matete: a qué tanto shock si esta no fue catástrofe verdadera. Eso es lo que le estoy queriendo decir. Fue nomás un ensayo general, un ensayo para por si, un simulacro. Como en las películas: suena un timbre y todos salen rapidito pero sin correr por las escaleras. Por lo general todo concluye en que tendrían que haber tardado veinte segundos menos y que si no, estarían todos fritos. Pero ahí se queda, en anécdota. Y pues eso fue lo más sorprendente de todo: lo inesperado, la sensación inexorable de tiro por la culata. “Mejor prevenir que curar” decía mi madre y, de no ser por como sucedieron las cosas yo me hubiese visto obligado a darle la razón.Capaz si no hubiesen sido tan pretenciosos, por ahí, qué digo por ahí, seguro que ahora ese pobre hombre estaba teniendo una tranquila cena con su esposa, cinco o seis hijos, perro, qué se yo. Pero no tuvo tanta suerte. Se encontraban presentes el gobernador y su esposa, y eso cambió todo. Perdieron el horizonte, se les subieron los humos: en vez de aprovechar y usar los pacientes mismos del hospital, contrataron gente, y así con todo, que el trajecito del policía, que el estetoscopio y no sé qué cuánto.Yo no me puedo olvidar de la que para mí se llamaba Marta. Era de las enfermeras pero de las de verdad ¿vio las que salen en los cartelitos con un dedo en la boca así? Bueno, esas. Ella ya era muy experimentada en esto de las catástrofes pero de las de verdad ¿vio las que salen en los diarios? ahí tiene.Cuando vio el fuego se puso como loca. ¿Cómo dice? Sí, sí, algo arman, para imprimirle realismo. Pero lo que la puso loca no fue el fuego en sí mismo, sino que junto al fuego hubiese un comando entero de bomberos con camión y todo. ¿Por qué se enteran los de rojo antes que yo, si soy yo, no los bomberos, quien corre peligro mortal?Y yo le digo que si no fuese por cómo terminaron resultando las cosas, me hubiese visto obligado a darle la razón.

Voz en DETECTIVE
Esto es cualquier cosa Sánchez. ¿La próxima declaración también me voy a enterar acerca de por quién late el corazón del interrogado?
Haga pasar al acusado, por favor…

SÁNCHEZ
Sí, sí.

SÁNCHEZ hace pasar a ALBERTO X que se agarra las manos por delante.

ALBERTO X
Mande, Don

DETECTIVE
Y bien… ¿usted hacía de paciente grave, no es así?

ALBERTO X
Sí, doctor, de muerto, sí.

DETECTIVE
¿Cómo es eso? Sea claro

ALBERTO X
Sí, le explico: sucede que a los viejos nos tocaba hacer muertos y a los muertos, digo a los jóvenes, los viejos…

DETECTIVE
Sí, si, eso ya lo sé Alberto. Pero hay fotos que lo comprometen ¿sabe?
ALBERTO X (asombrado)
¡Doctor! Yo no he faltado ni nunca ni ahora a la verdad.

Diapositiva de hombre viejo pegándole un bastonazo a la cámara.

DETECTIVE
Alberto… Albertito… ¿Me quiere decir que estaba usted haciendo en el ala oeste del edificio, piso primero, cuando su lugar era planta baja, a pasitos de la morgue?

ALBERTO X
Señor…es que me confunde… ese… ese de la foto no soy yo.

DETECTIVE
¿Cómo dice?

ALBERTO X
Verá… le voy a mostrar cómo ese no es viejo verdadero sino viejo disfrazado. ¿No nota como debajo de la supuesta calva se le ven las raíces de pelo no-canoso? Míreme a mí, no tengo nada de eso…

SÁNCHEZ
Tiene razón…

DETECTIVE (alterado)
Bien, puede retirarse.

ALBERTO queda congelado en “stop” el escenario.

DETECTIVE
(Cambia el tono de su voz, se convierte en imitación de policial-cómic)
El tal Sánchez comenzaba a impacientarme. Ya no sólo desafiaba mi autoridad ante los testigos, sino que parecía capaz de sabotear el bien la investigación… Pero no estaba dispuesto a dejar que ese gusano me alejara de mi labor. Acudían a mi cabeza preguntas como ¿por qué el robot Mark se encontraba en el segundo piso al momento de sacar la foto cuando se suponía que para esa altura ya estuviese apagando el fuego? o ¿Por qué, en el caso de que Alberto tenga razón, habría de haber un joven-viejo en el ala oeste cuando su evacuación estaba programada para el ala este?

Sobre la pantalla se proyectan imágenes de jóvenes con pelucas grises, muletas, yesos, bolsas de suero. Se encuentran en camillas y sillas de ruedas frente a una pared de azulejos turquesas. La iluminación es levemente verdosa. Los movimientos de los personajes son afectados (posibilidad de una sutil cámara lenta). Hay un reloj que marca las 18:30. Por debajo de la puerta comienza a entrar un ligero humo.

DETECTIVE
Estaba claro, los jóvenes-viejos, mezclando lo peor de ambas edades, se impacientaron ante la tardanza de las enfermeras y salieron corriendo para cualquier lado como ovejas sin pastor. Pero eso no cierra ningún círculo. ¿Por qué las enfermeras no estuvieron allí para buscarlos a al hora señalada?

ALBERTO sale del “stop” y se retira.

Luego

No está aun desarrollado el resto del guión. De todas formas la idea es que mediante las confesiones, escuchas telefónicas, imágenes del noticiero, fotografías, etc., el detective proyecta imaginaciones (como esta última de los jóvenes-viejos) e hipótesis (pueden ser verbales como esta última, o el detective Sánchez las plasma en un rotafolio, o se proyectan como archivos legales en la pantalla del fondo) que lo van acercando a los hechos tal como acontecieron la tarde del simulacro.
El relato no llega a especificar mucho acerca de la muerte del bombero, y el final es “abierto”. Sabemos que existirá un juicio pero no tenemos ningún dato acerca del mismo.
No estoy segura, pero es posible que la mujer coplera de la escena del funeral tenga presencia a lo largo del relato a modo de coro griego.

Última escena

Una pareja abrazada ve los fuegos artificiales de lejos. Los fuegos se oyen a la vez que proyectan luces de colores sobre sus rostros. Proyectado en el fondo vemos su rancho humilde.
Reflexionan sobre las posibilidades de mejora para ellos que va a implicar que su pueblo sea finalmente reconocido a nivel nacional luego del seguro éxito del simulacro.





Espacio y necesidades técnicas

El espacio en el que estoy pensando es idealmente el galpón de algún centro cultural, o un teatro despojado en el que el escenario no sea elevado.
Estos espacios cuentan con algunas o todas estas cosas que son muy útiles: habilitación, asientos, parrilla de luces.
De todas formas los asientos y luces se pueden conseguir y construir en el caso de encontrar otro lugar que sea más apropiado.

La primera pantalla (la de 2,5 metros) se construirá en tela blanca. Será una cortina corrediza.
Las butacas pueden o bien ser las que otorgue el lugar, o bien ser sillas con rueditas que acompañan la idea de oficina.

Para las imágenes proyectadas, se utilizarán dos proyectores de diapositivas, dos cañones de proyección y un proyector súper ocho.

Frente al público habrá un escritorio, que simula ser el escritorio del detective.
En este escritorio, como indica el plano, habrán cuatro elementos “levadizos”: es decir, un mecanismo muy sencillo que permita esconder o mostrar estos elementos según el momento. Estos mecanismos son manuales y los opera el ayudante de detective Sánchez.
La parte electrónica (video de las confesiones en la televisión y proyecciones en el cañón del escritorio) las opera una persona sentada en el piso frente al escritorio, que el público no ve.

Elementos que me preocupan:
- Gran posibilidad de problemas de sonido por las dimensiones del lugar y la intención de que esté despojado de elementos.
- Es muy posible que el público tenga problemas para ver bien, ya que no hay elevación ni del público ni del escenario.
Solución 1: hacer funciones con poco público. En seis metros de largo entran doce personas, hacer sólo dos filas para que no se tapen con las cabezas.
Solución 2: ¡Elevar al público con tarimas!

domingo, 3 de mayo de 2009

Reelaboración

La historia

Así como quien regala una computadora a una escuela rural sin luz, el gobierno hace una “generosa donación”, y este hospital más bien sencillito y de corte pueblerino, recibe un sofisticado e inútil robot para asistir en casos de incendios relacionados con factores químicos o nucleares. El robot tiene muchas utilidades: sabe realizar el reconocimiento, inspección, neutralización, transporte y manipuleo de explosivos pero también descargar un lavaplatos, tocar al trompeta, etc. etc. etc.
Esta es, pues, la razón por la cual el personal del hospital decide realizar un simulacro de incendio: como agradecimiento al gobierno por el regalo recibido.






















Dos referencias posibles para la construcción del robot: el robot-cartón o el robot-humano con detalles de robótica.

Los personajes

Con este robot-humano, se resignifican los personajes cabeza de televisor, y toma más peso, considero yo, el tema del “simulacro”. La idea es buscar diferentes formas de contar, en este juego entre lo real y lo virtual, lo orgánico y la máquina, el tema de la relación máscara-esencia que se da en el ser humano.
Las formas de representación del humano pueden ser entonces:
- Proyecciones gigantes en paredes (acá se me ocurre la posibilidad de borrar a estos personajes con luz)
- Proyecciones de personajes sobre los mismos espectadores (aprovechando con este recurso las posibilidades de lo espacial) y generando, con suerte, algún tipo de identificación interesante (nota “jajaja”: acepción psicológica de la palabra “proyección”)
- Los humanos-televisor
- El humano-robot

La figura gigante proyectada en la pared será la de la esposa del gobernador: La idea es darle una representación etérea, omnipresente, el espacio de lo idolatrado, de lo inalcanzable. Lo simpático, a mi entender, es otorgarle este lugar a un personaje que evidencie ser muy berreta: no es el presidente, no es la primera dama, no es la gobernadora, es la esposa del gobernador. (Capaz podría buscársele un “cargo” aun menor).
Esta idolatría potencia la inocencia de los personajes.

El espacio


El espacio estará dividido en dos. Primero la gente llegará al espacio A. Allí, frente a ellos, habrá una pared interrumpida en el medio por una tela blanca. Esta tela blanca funcionará como pantalla en la que se proyectarán diferentes imágenes. El propósito es introducirnos en el imaginario de lo que luego será ampliado en el espacio B, pero sin explicar nada cabalmente. El montaje de este video, así como el estilo, será yuxtapuesto, no buscando una conexión suave entre imagen e imagen. Se verá aquí, en principio:
- una narración abstracta sobre la muerte del bombero
- llegada de la esposa del gobernador
- preparativos de los personajes para el simulacro…
- Discurso referente a las leyes y códigos.

Luego esta pantalla se convertirá en parte de la pared (mediante la proyección de una foto similar al resto de la pared) y saldrá desde el espacio B un ser humano vestido de robot. Se parará junto a la pantalla y en ella se proyectará un texto qué explica quién es ese robot. Luego la pantalla se volverá otra vez pared. El robot correrá la pantalla evidenciando que la supuesta “pared” es en verdad una cortina y hará pasar a la gente al espacio “B”. El robot servirá de guía durante el resto de la representación.

Al espacio “B” aun no lo veo del todo claramente.
Será el espacio de desarrollo del relato.
Antes pensaba en un recorrido que llevaba a cabo el espectador.
Ahora me lo imagino como un relato con un orden de acontecimientos.
Me interesó de la muestra “Blue sky” la proyección simultánea en tres pantallas y el juego que generaba esto en la atención. Me imagino un tratamiento algo similar de la atención: “te estoy contando algo pero a la vez suceden otras cosas”.
Los elementos con los que contaremos serán: proyecciones de formato variado (proyectar en gigante, en pequeño, en humanos, en humo, en agua)
Es el espacio de las confesiones ¿representará este espacio la estación de policía, de bomberos, el hospital?
¿Proyectar constantemente en el techo, las cuatro paredes y el piso? ¿Generar un foco claro de atención pero con eventuales interrupciones?
...

martes, 21 de abril de 2009

Entrega número 1, presentación de proyecto



En un hospital se lleva a cabo un simulacro de incendio. Todo ha sido meticulosamente calculado durante meses. Se han contratado actores para representar a los enfermos, la esposa del gobernador ha sido invitada a presenciar la proeza y se han comprado sanguchitos de miga.
Pero algo sale mal y uno de los bomberos muere quemado.
En Rompa el vidrio, asistimos a las confesiones de los diferentes personajes involucrados, testigos que al intentar responder a las preguntas de un detective al que nunca vemos ni oímos, terminan revelándonos su propia personalidad, sus deseos, sus sueños frustrados, sus propios simulacros de vida.


El estilo

El trabajo tendrá un tono general de comedia absurda, con la inclusión de elementos trágicos que por lo absurdo del estilo terminarán estando supeditados al tono cómico.
Presenciamos personajes que exaltan, mediante sus monólogos desquiciados, su propia ridiculez, la ridiculez humana.

El soporte

En cuanto al soporte de la representación, este se encuentra entre la instalación, el teatro y el video.
El espectador entrará a un espacio que irá recorriendo, en el cual se encontrará con los diversos personajes que cíclicamente harán su “confesión”. Los personajes estarán representados por cuerpos físicos palpables pero sus cabezas serán las imágenes electrónicas de televisores.

El tratamiento de los cuerpos y del espacio:

· Los personajes
Los personajes se encuentran escindidos entre lo tangible y lo intangible, entre lo real y lo virtual. Esta presencia que es física y fantasmagórica a la vez, viene a reforzar la idea de simulacro.
“Rompa el vidrio” también hace referencia al vidrio del televisor que nos separa de ellos y el impulso humano de aprehender lo inaprensible.
Un elemento que deberemos cuidar es el hecho de que el elemento televisor trae consigo un discurso muy fuerte del cual nos queremos alejar.

· El espacio
En la entrada, se otorgarán planos de evacuación a los concurrentes. Estos planos constituirán laberintos, caminos cíclicos, caminos sin salida…
En el espacio probablemente haya señales erradas, mal colocadas.
La idea es generar en el espectador la comprensión de lo vano que es intentar escapar.


A continuación, los tres monólogos escritos hasta ahora:

1. AlbertoA los jóvenes los disfrazaron de viejos y a los viejos nos tocó hacer de muertos. Yo no sé para qué será que nos maquillaron tanto si después nos iban a tapar hasta arriba con sábanas blancas y la idea era llevarnos al cuarto heladera.¿A qué venía todo esto? Ah, sí, que le especificaba, para que no vaya a pensar lo que no es, que ver, lo que se dice ver, yo no vi nada, a lo sumo vi con los odios, o escuché con la mirada. No. Quiero decir: lo que sé, se lo cuento de oído y sabrá entender que el mío se haya desafilado un tanto con los años.Le decía entonces: A los jóvenes los disfrazaron de viejos y a los viejos nos tocó hacer de muertos. Eso estaba claro. Pero lo que es seguro es que los bomberos iban a interpretar a los bomberos. Y se ve que ahí se armó la podrida y por eso ahora usted me está cuestionando y yo le estoy respondiendo. ¿sí? No se vaya a confundir. Yo no estoy muerto, soy viejo nomás. Es importante que entienda esa lógica para poder entender lo que le voy a contar.Era todo como un juego y pagaban bien. Tampoco soy artista, uno interpreta algún que otro Marlon Brandon en la ducha, lo normal, pero nada más.Las más lindas eran las psicólogas con sus trajecitos sastre y sus chalecos para la ocasión. Los doctores, me queda la duda, yo no sé si eran de verdad o mentira, debe ser que sí porque revivieron a uno de los jóvenes que hacía de muerto. O de viejo. Ay, ahí, se me vuelve a escapar. Debe ser que me agarró el shock, el postraumático le quiero decir.Aunque le confieso que es ahí que se me vuelve a armar matete: a qué tanto shock si esta no fue catástrofe verdadera. Eso es lo que le estoy queriendo decir. Fue nomás un ensayo general, un ensayo para por si, un simulacro. Como en las películas: suena un timbre y todos salen rapidito pero sin correr por las escaleras. Por lo general todo concluye en que tendrían que haber tardado veinte segundos menos y que si no, estarían todos fritos. Pero ahí se queda, en anécdota. Y pues eso fue lo más sorprendente de todo: lo inesperado, la sensación inexorable de tiro por la culata. “Mejor prevenir que curar” decía mi madre y, de no ser por como sucedieron las cosas yo me hubiese visto obligado a darle la razón.Capaz si no hubiesen sido tan pretenciosos, por ahí, qué digo por ahí, seguro que ahora ese pobre hombre estaba teniendo una tranquila cena con su esposa, cinco o seis hijos, perro, qué se yo. Pero no tuvo tanta suerte. Se encontraban presentes el gobernador y su esposa, y eso cambió todo. Perdieron el horizonte, se les subieron los humos: en vez de aprovechar y usar los pacientes mismos del hospital, contrataron gente, y así con todo, que el trajecito del policía, que el estetoscopio y no sé qué cuánto.Yo no me puedo olvidar de la que para mí se llamaba Marta. Era de las enfermeras pero de las de verdad ¿vio las que salen en los cartelitos con un dedo en la boca así? Bueno, esas. Ella ya era muy experimentada en esto de las catástrofes pero de las de verdad ¿vio las que salen en los diarios? ahí tiene.Cuando vio el fuego se puso como loca. ¿Cómo dice? Sí, sí, algo arman, para imprimirle realismo. Pero lo que la puso loca no fue el fuego en sí mismo, sino que junto al fuego hubiese un comando entero de bomberos con camión y todo. ¿Por qué se enteran los de rojo antes que yo, si soy yo, no los bomberos, quien corre peligro mortal?Y yo le digo que si no fuese por cómo terminaron resultando las cosas, me hubiese visto obligado a darle la razón.2º BereniceYo tengo un caballito de mar que me dice el tiempo. Digo, tengo un caballito de Mar del Plata, que según el clima agarra y cambia de color.Aunque últimamente me anda fallado. Será que las mascotas se parecen a sus dueños lo voy a tener que sacrificar.Me presento. Mi nombre es Amelia Buenavista, y manejo un curso avanzado de lectura de borra de café instantáneo y filtro, soy la inventora de la tirada de Tarot a mazo marcado, y tengo la patente en el país de la flamante bola de cristal de Durex, incluidas las fallas de funcionamiento corregidas y el packaging hindú.Pero no sólo soy una mujer de negocios. Además, premoniciono. Me es natural el advenimiento de resultados de toda índole de aquí a 2047, no sólo embarazos y divisiones sino también Prode, quini6…Las baldozas flojas, en épocas de lluvia, parecen rehuir de mis pisadas. Y si quiero, levito. Prendo la televisión y vengo a agarrar el programa de Sofovich, en el preciso día en el que un mismo concursante corta dos veces la manzana en dos con diferencia de cero gramos entre mitad y mitad y entre mitad y mitad respectivamente.Es como si la magia me brotase de las axilas.Pero, como solía decir mi padre “Puede fallar, puede fallar”Del peligro, yo no avisé porque no tuve noticia. Qué quiere que le diga, el fuego puede iluminar o quemar. Es un juego peligroso el fuego, y uno se puede hacer pis en la cama.El fuego aparece en siete de los arcanos mayores. Cinco veces en forma de sol, dos en forma de fuego, una como cola del diablo, otra derrumbando la torre de Babel. El fuego devorador, pasión exaltada, pequeño y sin humos, ternura y necesidad, de mal quemar, traiciones o problemas, cuerpo y espíritu.Dice Ray Bradbury, el espécimen “bom”-“bero”, traducción “hombredel”-“fuego”, sufre una mutación natural que lo convierte de detractor en autor. Su lucha permuta en aceptación y de amigo del agua pasa a admitir su verdadera esencia y se vuelve uno con el fuego.Esa es mi versión de los acontecimientos ¿respondí más o menos a su pregunta se terminó ya el café, me deja chusmear? Ay, qué pena, me lo raspó todo con la cucharita ya no sirve.

3. Alberto M.Martineta, Alberto Martineta. ¿este dato no figura en el informe, no?Yo siempre había querido ser bombero, desde pibe. Y bueno, se presentó la oportunidad, imagínese con mi edad, y neurocirujano, pocas son las chances que me quedan de cumplir ese sueño. En fin, digamos que usé algunos contactos para que sea una de las condiciones del negociado. Que usen el hospital, pero el Dr. Martineta tiene que obtener el papel de bombero. Del bombero heróico que salva las papas, del fuego.
Mi escuadrón y yo teníamos que mantenernos ocultos en el garage vecino y a la cuenta de tres, luego de escuchar el estallido, salir corriendo para hacer una entrada estratégica en el edificio. Y yo, bueno, de neurocirujano que soy, les hice poner a los muchachos los cascos de máxima protección.Lo que yo no sabía para esa altura, porque lamentablemente no tengo la honorable profesión de bombero, es que esos cascos pesan 5 kilos cuando se asciende a más de 500 metros sobre el nivel del mar. Es una insoportable proporción de 1 kilo a 100 metros ¿entiende? Yo soy un simple neurocirujano, ¿entiende?Como le decía, ingresamos con una coordinación impecable (se rumorea que la Primera Dama hizo un comentario muy positivo en ese momento del suceso). Entramos al hall, y a los 3 segundos de frenar, los muchachos empezaron a tambalear, cayendo como bolsas de papas ante mis ojos. Mi propio ejército rojo a mis pies, mirándome con desesperación desde las ventanitas acrílicas de sus casquecitos, pidiendo ayuda.Casi no podían moverse, tuve que acudir a liberarlos uno a uno, señor, porque el mecanismo de enganche de esos cosos no es moco de pavo. Tiene una trabita casi precíntica, parece que te gritara en la cara que si te lo ponés no te lo sacás más. Porque el alma de bombero, se lleva desde la cuna hasta la tumba. Y yo solo estaba actuando de bombero, ahí está el quid de la cuestión. ¿a quien se le ocurre dejar hacer eso a alguien que no sabe? Pura negligencia. Yo soy un neurocirujano, no un “bom” “bero”, como diría el gran Bradbury.Asi que volviendo a su pregunta, sí, creo que allí es donde puedo identificar la fuga de tiempo, el primero de los eventos que nos llevaron a llegar al segundo piso, centro matriz del evento, veinte minutos más tarde de lo estipulado.